Aprende a decir no

¿No te atreves a decir “no”? ¿Quieres gustar a todo el mundo? ¿Antepones el criterio de los demás al tuyo propio?

Quizás te cuesta dejar claro qué es lo que estás dispuesto a hacer y qué no, y te ocurre con tu familia, tus amigos, tu pareja y también con las personas de tu entorno laboral.

No importa si hasta ahora has tenido miedo al rechazo, a recibir una opinión negativa, a decepcionar a alguien o a las consecuencias negativas de tu decisión. O bien un deseo irrefrenable de complacer a los demás, facilidad para sucumbir ante las presiones de otros, un sentimiento de “ser poca cosa” o la simple necesidad de ser amado.

¿Qué historia te cuentas a ti mismo cada vez que tienes la oportunidad de decir “no”?

Tu reto consiste en sustituir tus hábitos y ahora puedes hacerlo.

Hoy puedes reescribir el guión y cambiar tu vida.

Despegamos.

1# Sustituye tus “no puedo”

Piénsalo. Decir “no puedo” suena a excusa.

Si tienes claro que quieres sustraerte de compromisos no deseados, establece reglas contigo mismo, muéstrate el respeto que te mereces y simplemente di “no”.

2# Practica tu asertividad

Conoce tus propios derechos, defiéndelos y hazlo respetando a los demás.

Eres asertivo cuando encuentras la forma de expresar lo que sientes sin andarte por las ramas, sin miedo a quedar mal.

Comprende que los demás no pueden leerte la mente, que no tienen ni idea de lo que está pasando dentro de ti, y aprende a expresar con claridad “tu” verdad.

¿Acaso alguien puede discutirte cómo te sientes?

3# Permítete no ser perfecto

La perfección es un concepto subjetivo.

Saber que no eres perfecto es la única forma de aprender de tus errores de dejar que sucedan cosas sin el temor a equivocarte.

Y si me permites un consejo, acepta también la imperfección de los demás. Ellos son tan humanos como tú.

4# Valora tu tiempo

Tu tiempo es limitado y decir “no” conlleva implícitamente decir sí a cosas realmente importantes para ti.

Establece prioridades. Ese “no” también se traduce en “soy importante para mí”, “mi tiempo es más importante que el tuyo”, “conozco mis prioridades”, “me respeto”, “me quiero”, y te dejo imaginar muchas otras cosas que el hecho de aprender a decir “no” va a aportar a tu vida.

5# Medita

Concédete un espacio para ti, para que sucedan cosas.

La meditación es una práctica que mantiene tu mente enfocada en el presente, reduce tus niveles de estrés, mejora tu concentración, contribuye a aclarar tu mente y facilita la toma de decisiones.

Empieza con 5 minutos.

Concéntrate en la respiración, mira hacia dentro y regálate un momento que es solo para ti.

6# Sé feliz

No hay ninguna duda. La felicidad te impulsa a tomar acciones beneficiosas para ti.

Cuando eres feliz quieres más de lo mismo, te das cuenta de que mereces lo mejor y sin apenas darte cuenta, desarrollas hábitos positivos que generan más felicidad. Aprender a decir “no” es uno de ellos.

Lo dice Jack Canfield. “Todo lo que quieres está al otro lado del miedo“.

¿Imaginas tu vida cuando des un salto a ese otro lado?

Hazlo ahora. Di “no” a todo lo que no esté alineado con tus prioridades esenciales.

Y si sientes una cierta incomodidad, prueba a decir “no en este momento”.

Es fácil. Venga, hoy puedes decir… NO.

Aprender a decir no | Coaching

One thought on “6 Consejos imparables para aprender a decir “no”

Deja un comentario

Responsable > Marta Patricia Navarro García
Finalidad > Responder a tus solicitudes realizadas a través de este formulario
Legitimación > Tu consentimiento expreso
Destinatarios > Tus datos serán guardardados en Digital Valladolid, S.L., mi proveedor de email y alojamiento web.
Derechos > Tienes derecho de acceder, limitar, rectificar y suprimir tus datos, enviando un correo electrónico a: patricianavarro.coach[arroba]gmail.com