BELIEVE IN LOVE

Estés donde estés, no importa lo que has hecho hasta ahora sino dónde vas y lo que vas a hacer a partir de este momento. Lo importante es la clase de persona en la que te conviertes en el proceso. Porque cada vez que persigues ese “algo”: aprendes, evolucionas, te enfrentas a tus demonios, a tus miedos.

 

Todos necesitamos sueños, alas para remontar el vuelo. ¿Cuáles son las tuyas? ¿Cuál es tu súper poder? ¿Qué te ha ayudado a salir adelante en otras ocasiones?

Como dice Javier Iriondo Lo importante es lo que quieres ser y qué quieres conseguir a partir de ahora. Porque cuando la vida te sacude, la pregunta es ¿Por qué o por quién te vas a volver a levantar?
Todo empieza por aquello que te lleve a tomar una decisión, porque eso te llevará a actuar y de ahí encontrar aquello que anhelas. Ya se que no es fácil, que el entorno a veces no ayuda, que tienes miedo, que no crees que seas suficiente… Pero búscate apoyos, encuentra tu fortaleza.

Todos buscamos cosas en la vida, aunque a veces no seamos conscientes. Buscamos cómo creer más en nosotros mismos, cómo tener más seguridad, ser más felices, tener menos preocupaciones, mejor calidad de vida… Y si necesitamos algo, es sentirnos comprendidos y acompañados.

El problema es que nos creemos que la vulnerabilidad o expresar sentimientos, es significado de ser frágiles, cuando es todo lo contrario. Para ser vulnerable hay que ser valiente, auténtico, y eso ocurre cuando te atreves a mostrar tus emociones y la gente te conoce de verdad. Nos mostramos como queremos que nos vean, y no como realmente nos sentimos. Escondemos una parte de nosotros para parecer mejores y más perfectos, cuando lo perfecto es aquello que a nosotros nos hace sentir bien o felices.

El entorno te puede ayudar a sentirte gigante o pequeño, a creer más en ti o menos… por eso es muy importante rodearte de gente que saque lo mejor de ti, que te haga sentir mejor persona. Todos tenemos dentro un potencial inmenso.

 

 

Cuando tú estás bien, el mundo está bien.

 

Todos somos víctimas de hábitos, de costumbres, de creencias y resultados. Lo complicado es iniciar el despegue, y para eso importante empezar a hacer cosas distintas. Si quieres resultados diferentes, empieza por hacer algo diferente.

 

 

Seguir aprendiendo, es uno de los ingredientes de la felicidad.

 

Los problemas o circunstancias adversas son lecciones de vida si hay una reflexión detrás. No es cuestión de celebrarlo sino de ser honesto, saber que llegarán situaciones complicadas y que está en nuestra mano cómo afrontarlas.

 

Cuando huyes de un problema o de un miedo, éste te persigue. Por eso la confianza se expande conforme a los miedos y problemas a los que nos enfrentamos.

Cada vez que aparece un miedo, tienes una oportunidad de superarlo. Es importante buscar tu razón para pasar a la acción en vez de huir. Es entonces cuando te conquistas a ti mismo.

 

¿Cuántas veces hemos sentido que no tenemos la posibilidad, que no somos suficientes o que no saldrá bien? Lo que hay que hacer en la vida es tomar decisiones, es la manera de salir de ese bucle que sólo nos hace daño y nos estanca.

A veces la tormenta te lleva a lugares a los que pensabas que no podrías llegar tú solo. Y a veces te tienen que ocurrir cosas para descubrir realmente quién eres.

 

 

Y si no sabes por dónde empezar, puedes ponerte en contacto conmigo para hacer sesiones de lovecoaching o consultarme.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *