¿Qué tienen en común unas vacaciones, una cena romántica, una sesión en el gimnasio, una ruptura sentimental, un paseo en coche, una boda o cualquier gran fiesta con amigos? Una canción. Piensa en ello. Muchas de nuestras actividades diarias y momentos especiales incluyen canciones o vienen acompañados de música.

 

Hay canciones que te cambian la vida porque te tocan el corazón de una u otra manera.

Pueden acelerar el corazón, provocar palpitaciones, dilatar pupilas, alterar la digestión y hasta sudar las manos? Y es que están muy relacionadas con la emoción que nos hacen sentir dependiendo del momento al que nos trasladan…

¿Cuántos recuerdos nos vienen asociados a una melodía? ¿Te has parado a pensar bien? La música es capaz de ponernos nostálgicos, alegres, tristes, melancólicos… tiene el poder de evocar emociones.

¿Cuál es la canción que te recuerda al verano? ¿Cuál fue el tema que bailaste en tu boda? ¿Qué canción te da buen rollo? ¿Cuál es la canción favorita de tu infancia? La música tiene el poder de trasladarnos al pasado, de revivir la primera vez que nos enamoramos, de recordar a nuestra madre haciendo las maletas antes de irnos todos de viaje, de bailar entre risas con nuestros amigos, de recordar la primera vez que…

Por eso quería regalarte una selección de mis canciones favoritas de amor (las hay desamor por supuesto, pero ahora no es el momento).

 

¿Cuál es la canción que vas a escuchar hoy?

Yo te propongo una playlist para Conectar con tu Corazón.

Y si necesitas un pequeño empujón ponte en contacto conmigo y te acompaño.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *