miedo al fracaso

¿Por qué es bueno no tener miedo al fracaso?

Todos tenemos miedo al fracaso.

El problema es cuando este miedo nos impide hacer algo que tenemos que hacer, nos atenaza y nos impide realizar nuestro trabajo.

¿Habías escuchado este movimiento mundial que ha llegado a Zaragoza?

FUCKUP NIGHTS donde las historias de fracaso empresarial son contadas, cuestionadas y celebradas porque se puede aprender de los errores de los demás.

“Equivóquese, equivóquese otra vez. Pero equivóquese mejor”. Samuel Beckett

 

Nació en México en 2012 y ya se ha extendido a más de 50 países y su planteamiento es muy sencillo.

Cada ponente/empresario dispone de 7 minutos y puede usar 10 imágenes.

Después de cada ponencia, hay una sesión de preguntas y también se puede hacer Networking.

Por qué un fracaso como emprendedor nos sirve para aprender

Su lema es que “las mejores historias comienzan con malas decisiones” y mi favorita es “equivócate cuanto antes”.

No hay que tener miedo al fracaso.

Éste es el secreto: atreverse, lanzarse, experimentar, aprender, caer, volver a levantarse, seguir intentándolo.

Todo fracaso como emprendedor sirve para aprender, conocer las causas y mejorar en el futuro.

Además si se hace con una pizca de humor mejor.

Por eso estos encuentros me encantan, los ponentes son cercanos, humildes, con experiencia y luchadores que han trabajado por sacar adelante su sueño empresarial.

Así lo comparten y lo cuentan.

Qué podemos aprender del miedo al fracaso

En esta tercera convocatoria me quedé con algunos mensajes:

  • Aunque  todo parece que se pone en tu contra al final cada día sale el sol y depende de la actitud que queramos tener frente a las circunstancias.
  • Que la gente con la que trabajes sean buenos compañeros de viaje.
  • No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.
  • La indecisión inmoviliza así que da un pequeño primer paso.
  • El éxito es estar preparado para aprovechar las oportunidades.
  • La persona ambiciosa no espera el fallo del rival para sobreponerse sino que trabaja en sus fortalezas para superarse.

 

Lo mejor de estos encuentros son las experiencias que se comparten, la gente que acude y con las que se hace networking.

La oportunidad de reírse de esos “fracasos”.

Sobre todo, los organizadores que son gente emprendedora y joven, que ha apostado por traer esta iniciativa y poderla compartir con más personas inquietas.

Y tú, ¿tienes miedo al fracaso?

¿Qué causas llevan al fracaso emprendedor? ¿Qué aprendizaje podemos sacar de un fracaso como emprendedores?

Me lo cuentas y así compartimos experiencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.