¿Sabes cual es la diferencia entre alegría y felicidad?

Reconozco que nunca me había parado reflexionar sobre ello, y la entrevista con Alex Rovira me ha ayudado a darme cuenta de lo que SI está en mi mano. Porque se ha escrito mucho sobre la felicidad y cómo ser felices (y mira que nos cuesta…) pero no se ha escrito tanto sobre la alegría.

El problema es que…

Por estar buscando la felicidad,

nos perdemos todos los momentos de alegría

que podemos vivir en el día a día…

Dicen de Alex Rovira que es escritor, conferenciante internacional, líder de ventas en autoayuda y un especialista en psicología del liderazgo. Hablamos del autor de obras como La Buena Suerte (con más de 5 millones de ejemplares vendidos y traducido a más de 40 idiomas) La Brújula Interior, Los 7 poderes, La Buena Vida….

A mi me gusta decir que Alex es un buscador de emociones, un generador de reflexiones, un explorador del crecimiento personal y un creador de la buena suerte…. Por eso hoy os recomiendo en concreto uno de sus libros ALEGRÍA”.

¿Sabéis cual es la diferencia entre la alegría y la felicidad?

Es curioso porque la alegría viene de serie, la tenemos desde que nacemos pero la vamos perdiendo. Hay personas que tienen la inercia de focalizarse en lo difícil, el dolor, la amenaza… Nos falta valorar lo bueno, el aprendizaje y lo que SI tenemos.

Y voy a compartir con vosotr@s una puntualización sobre la alegría.

Las hay “pasivas o pasiones”, que son las que no controlamos (como asistir a un concierto de alguien que nos gusta) y existen también las “activas” que son las que construimos nosotros.

Así que por ejemplo nos ayudan momentos de alegría como realizar una actividad que nos gusta… preparar un viaje… salir al cine.. formarnos.. meditar… leer… escribir… quedar con amigos… disfrutar de la familia…

Todo aquello que podemos crear y controlar y que por supuesto nos hace disfrutar y sonreir. Porque la alegría puede cultivarse según Alex Rovira.

 

“Lo importante es detenerse, reflexionar y hacer balance”.

 

 

Y ¿qué hacemos en aquellos momentos en los que nos invade la tristeza, el miedo, el enfado o la preocupación? Porque es imposible estar siempre, siempre, siempre alegre y con la sonrisa puesta…. Pues en la entrevista que vais a escuchar, veréis cómo es importante darle un espacio también a esas emociones, aceptarlas y reflexionar sobre lo que nos pasa.

 

 

No hay emociones buenas o malas (a no ser que nos hagan daño). Porque todas nos traen información y tienen una función.

 

Y ahora un truqui para que apliquéis a vuestro día a día:

Realizar un inventario de las cosas que os alegran el corazón. Hacerlo cada noche y a ser posible por escrito ( y luego me comentáis en este post qué ha cambiado en vosotr@s hacer este ejercicio)

 

No te pierdas aquí, la entrevista completa…..

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *